jueves, 17 de enero de 2008

CONCLUSIONES SOBRE EL ABANICO DE SEDA

LECTURA DEL MES: "EL ABANICO DE SEDA" DE LISA SEE



RESULTADOS DE LA VOTACIÓN EN EL BLOG:
VOTOS: 9
MUY BUENO: 4 (44%)
BUENO: 2 (22 %)
REGULAR: 1 (11%)
MALO: 2 (22%)


La vida de las mujeres en China se basaba en dos ideales confucianos:
LAS TRES OBEDIENCIAS: “Cuando seas niña, obedece a tu padre; cuando seas esposa, obedece a tu esposo; cuando seas viuda, obedece a tu hijo”
LAS CUATRO VIRTUDES: “Sé sobria, comedida y recta en tu actitud; sé serena y agradable en tus palabras; sé contenida y exquisita en tus movimientos; sé perfecta en la artesanía y el bordado”
¿Qué nos falta a nosotras para ser perfectas?

Pepa abre el debate, contando que la primera parte del libro no le gustó mucho. Lo terminó gracias a las nintendo que le han traído los Reyes a sus niños, que sirvió de bálsamo, porque se quedaron tranquilitos y ella pudo leer, sacándole más partido. Entonces le empezó a gustar. Le gustó mucho la clasificación que hace de la vida de las mujeres: “años de hija”, “años de cabello recogido” (cuando aprenden a convertirse en esposas), años de arroz y sal” (la mayor parte de sus vidas, desde que engendran al primer hijo) y “años de recogimiento” (tras la muerte de sus esposos)… cree que el ciclo vital está muy bien reflejado.

Ángela destaca la libertad entre las mujeres para visitarse, pese a la vida tan estricta que llevaban podían salir una a la casa de la otra sin demasiados problemas.

Marió cree que exaltación el amor en todas sus variantes: entre las laotong, entre Flor de Nieve y el carnicero…

A Rocío le sorprendió mucho la relación entre las laotong, y que cuando uno visitaba a la otra el marido dejaba que durmieran juntas y cree que lo más destacable es ¿cómo se interpretarían esas relaciones en Europa?

Lirio Blanco al final de la obra dice que ha enviudado dos veces: una por el marido y otra por la laotong, porque su vínculo con ella es tan fuerte o más que ese matrimonio concertado.

Mª Mar dice que la relación no es recíproca, que Lirio Blanco tiene unos sentimientos más sinceros que Flor de Nieve, que le mintió sobre su vida, que había empobrecido porque su padre se había convertido en adicto al opio. Cree que es una traición.

Aquí surge la polémica, ya que otras creen que Flor de Nieve no podía hacer otra cosa, porque su futuro dependía de esa relación con su laotong, que le daba la oportunidad de un matrimonio que de otra forma sería impensable, estaría destinada a ser una criada.

Cristina y Rocío piensan que dentro del engaño que supone que te adjudiquen a una amiga por obligación, ellas se amarraron a eso como a un clavo ardiendo por las carencias de cariño que tenían ambas.

Adela dice que le ha gustado el libro por la diferencia de esa sociedad con respecto a nuestra cultura, pero que no le ha gustado tanto literariamente como antropológicamente. Le parece muy bien documentado y que describe muy bien la sociedad, pero sin mucho mérito literario, le parece lo contrario al anterior libro, el de Paul Auster, que estaba magistralmente escrito aunque era una historia surrealista. Ha reflexionado sobre la brutalidad de la ceremonia del vendado de pies, al tener su hija Berta, la edad en la que las dos laotong ya llevaban dos años con los pies vendados.

A Marga le ha decepcionado el nushu, porque piensa que no era un lenguaje tan secreto, ya que todo el mundo lo conocía: la suegra, los hombres…

A Cristina le ha encantado la historia del abanico, en el que cada una le comunicaba a la otra los sentimientos y emociones que le producían los acontecimientos que se producían en sus vidas: el nacimiento de un hijo, la muerte de algún ser querido… Eran siempre sentimientos relacionados con la vida de la otra. Elena entiende que la vida de las dos era tan limitada que cabía en un abanico, pero Cristina cree que cualquiera de nosotras podría reflejar lo que es de verdad importante en sus vidas en uno. Además de gustarle desde el punto de vista estético le parece precioso por la forma tan poética que tienen de sintetizar sentimientos.
Otra cosa sería sintetizar lo que sale de una de nuestras cenas en un abanico, para eso ya necesitaríamos uno de los que usaban los del grupo “Loco Mía” para cada cena, ¡¡eso no hay nu shu que lo aguante!!!.

Elena cree que es un lenguaje dirigido a una persona, y que las cosas que se escriben sólo las entienden las destinatarias, al ser como metáforas las frases, que podían tener diferentes significados dependiendo del contexto.

Ángela dice que el libro es muy pedagógico, enseña mucho de una cultura muy desconocida, y que ha entendido las razones por las que las mujeres son rechazadas en la sociedad china. Se pregunta si actualmente seguirá pasando lo mismo. Cristina cree que quizás la sociedad china ya no sea tan cerrada como la describe el libro, pero que todavía la mujer está muy devaluada, y que el resultado es que actualmente todavía son las niñas las que llenan los orfanatos chinos, y todas conocemos familias que han adoptado a niñas chinas, sin embargo nadie conoce a niños en la misma situación. Rocío dice que no tenemos suficiente información sobre la época actual.

Pililebe dice que los chinos y los japoneses son enemigos acérrimos, y cuenta los casos de dos alumnas suyas, una china y una japonesa. Está de acuerdo con Adela en que el libro es un retrato antropológico, muy bien documentado, pero que literariamente no le ha dicho mucho, es muy fácil de leer. Dice que le ha sorprendido (por su infancia campesina de Heidi que ya hemos contado en el acta de la reunión) que la vida tan simple que llevan los campesinos es igual en todas las culturas, ya que hay que pensar en la supervivencia más que en qué sentido de la vida. También piensa que la permanente búsqueda del amor es un hecho universal.

Dice que el principio del libro la mareó (la parte del vendado de los pies). Sobre este tema Mageles y Cristina traían unas fotos de unos pies vendados, que medían 7 cms. y se veía la deformación bestial que tenían. Claro que esperaron un poco antes de enseñarlas para que no estropeara la cena.

Aquí se plantea que parece sorprendente que una madre que ha sufrido especialmente el vendado de los pies, hasta el punto de quedarse prácticamente inválida, como es el caso de la madre de Lirio Blanco, haga lo mismo con una crudeza increíble con sus propias hijas. Pililebe cree que el machismo lo pasamos de madres a hijos, y que la relación entre las laotong es muy artificial. Sin embargo Marga y Mageles piensan que era un privilegio esa relación, un regalo ante una vida tan fría.

Rocío destaca que el mundo de las mujeres era muy cerrado.

Mageles plantea que hay una relación de amor clarísimo entre las dos laotong, Cristina está de acuerdo, y dice que la escena en la que una escribe a la otra caracteres nushu sobre la piel es casi una escena erótica de amor lésbico. Pepa subraya esto contando cómo cuando estaban en las montañas Flor de Nieve se tapaba bajo la manta para hacer el amor con su marido y cuando terminaba se refugiaba en los brazos de su laotong, como diciendo que ella era la que le daba el calor, Lirio Blanco la abrazaba, y pensaba que olía a sexo. Convierten en bello lo hostil de sus vidas.

Elena dice la vida de las mujeres estaba escrita, no había improvisación. La relación entre las laotong era extraordinaria.

Adela destaca la gran necesidad de cariño que tienen las dos, el afecto que ninguna encuentra en sus casas ni en sus familias lo encuentran en su relación de laotong. Flor de Nieve envidia la estabilidad que Lirio Blanco tiene en su casa y ella no.

Cristina cree que la casamentera le salva la vida a Flor de Nieve con la mentira sobre su nivel social.

A Rocío, como docente que ha sido en su vida anterior a la teatral, le ha encantado que en la novela diga que las relaciones más importantes para ellos sean en primer lugar la familia y luego los maestros (para los hombres, claro porque ellas no aprenden más que las labores necesarias para casarse).

LA MORALEJA QUE MÁS NOS HA GUSTADO A TODAS ES: Tú obedece, obedece y luego haz lo que quieras (todas la aplicamos un poquito en nuestras vidas ¿no?)

3 comentarios:

maria dijo...

Estoy totalmente impresionada por el fiel reflejo que ha hecho Cristina de los comentarios sobre el libro del abanico, es totalmente enriquecedor, creo que los comentarios sobre los libros es lo mejor del grupo, ayuda a ver diferentes puntos de vista, cosas que se te han escapado las ves de manera diferente, cosas que bajo tu punto de vista no te gustaban las ves con otra perspectiva, lo dicho totalmente enriquecedor.
Muchas gracias a todas

Cristina dijo...

En realidad, a quien hay que darle las gracias es a tu hermanita querida, Marga, que se pasa la cena con el boli en la mano, yo lo que hago es pasarlo a limpio en el blog, así que ¡las flores pa ella!!!

marga dijo...

Ojalá pudiera apuntarme tantos, pero el mérito no está en anotar con una letra ilegible lo que se dice, sino en plasmarlo después con tanta maestría... aunque no me importa nada que me digáis cosas bonitas aunque no me correspondan, así que no desfallezcáis.